Seguidores

martes, 29 de julio de 2014

Dictador de las Hadas. (?)

N. A: Este pequeño no sé qué cosa (?) Fue una prueba de roleo que me toco pasar u na vez. La temática era sobre natural. Ame ese personaje. Aún lo amo. ♥
Lo que esta en el párrafo segundo, con un tipo de letra diferente y color celeste, es lo que me entregaron para desarrollar. El resto del mini relato, me pertenece todo a mí.

Prueba de roleo aprovada:

Estaba en su Isla, La Tierra de Fantasía Sin Fronteras, jugando con las flores a congelarlas tan solo con tocarlas, cuando noto que una parte de su jardín, de pequeñas Hadas, no lo había creado él por primera vez en su existencia. Tenía  ante sus ojos, un camino de piedra vieja, húmeda de un mañanero rocío fresco, con pétalos de Sakuras en el suelo como en las copas de los árboles, dejando en sus pulmones un frutal aroma. Abrió sus alas de un transparente rosado con luces de destellos por todas  ellas y se fue batiendo las alas hasta los límites del camino y su Fantástica propiedad, en medio de este podía ver un portal.  Sin miedo camina hasta el, guiado por la curiosidad de saber que hay del otro lado de sus tierras. Al estar frente al portal de adoquines y enredaderas…


El Castillo, que oculto entre el bosque está, sintió la presencia de un ser desconocido dentro de su territorio.
De pronto, decidió manifestarse ante aquella persona hasta guiarlo una de las entradas a los jardines del Castillo, donde los cinco líderes ya le esperaban ante la sorpresa del desconocido.



 Al estar en presencia de los cinco lideres de esa “Nuevas Tierras”, con respeto se reverencia formal, sin mirarlos a los ojos, con una inclinación respetuosa de cuarenta y cinco grados.
-Ueda Tatsuya desu…-Se acomoda en el piso con una rodilla al suelo y la otra firme como un cuatro, en esta apoya su brazo, sin mantener aun contacto visual con los mandatarios.-Gomen nassai… Estaba en los límites de mi Isla y he pasado las fronteras sin su consentimiento, soy su siervo, mis altos señores.-Dice sumiso, sintiendo como el corazón le punza en los tímpanos por la sola mera presencia de ellos ante él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario